Cuando mueres sólo cambias de conciencia, afirma el Doctor Pim Van Lommel

Merecedor de un espacio en “La Contra” de La VanguardiaLeer entrevista completa ) en 2012, el Doctor Pim Van Lommel nos familiariza con otras dimensiones a través de un libro recopilatorio de Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) con el que pretende acercarnos a la verdadera naturaleza de la consciencia, un concepto de difícil comprensión para los menos dados a la física cuántica.

“Consciencia más allá de la vida” no es un libro sobre fenómenos paranormales ni religión, sino un libro sobre experiencias relativas a la física cuántica que indaga sobre la naturaleza de nuestra consciencia y la relación de ésta con el Universo.

Para los más cinéfilos, un acercamiento intuitivo  del concepto de consciencia al que se refiere Van Lommel se asemejaría al que aparecía en la película AVATAR, usando el recurso del “Árbol de las Almas” como símil de conciencia suprema o colectiva; Para los iniciados en disciplinas de yoga, probablemente algo más familiarizados con los estados de la consciencia, nos remitimos a las afirmaciones del filósofo hindú Swami Rama* ( conocido como el primer yogui sometido a exámenes a cargo de científicos occidentales ) que pueden encontrarse en el propio libro de Van Lommel :

” Resulta imposible comprender lo que existe mediante razonamiento o debates intelectuales. La verdad absoluta no puede ser probada científicamente porque no puede ser observada, verificada ni demostrada a través de percepciones sensoriales. Ésa es la razón por la que los científicos no pueden llegar a ninguna conclusión objetiva sobre la inmortalidad del alma y la vida del más allá, y en cualquier caso nada podría convencerlos.

El mundo objetivo es sólo la mitad del universo. Lo que percibimos mediante nuestros sentidos no es el mundo en su totalidad. La otra mitad, que abarca la mente, los pensamientos y las emociones, no puede ser explicada por las percepciones sensoriales de objetos esteros. El alma no ha sido creada. Es esencialmente conciencia y es perfecta. Tras la disolución del burdo cuerpo, todo permanece latente. El alma pervive. Nuestras almas permanecen perfectas, no son aniquiladas, ni disueltas o destruidas después de la muerte. La vida y la muerte no son más que denominaciones distintas para un mismo hecho, las dos caras de una misma moneda.

Gran parte del miedo asociado a la muerte se debe al temor a que la muerte pueda ser dolorosa. El proceso de la muerte, en sí mismo, no es doloroso; es únicamente una transición entre estados. La preparación deficiente y el apego son las causas que motivan el dolor experimentado en el momento de la muerte”.

De acuerdo con la doctrina Vedanta pues, la conciencia pura se encuentra presente de modo primigenio en el Universo, mientras que nuestra mente ( pensamientos y conciencia en vigilia ) no es más que una mera chispa o reflejo de esta conciencia. La conciencia suprema ( o absoluta ) constituye la fuente y los cimientos del Ser absoluto y del Universo entero. Y parece que esta explicación hindú es mucho más fiel a la realidad cuántica de lo que cabía imaginar.

Va a acabar resultando más cierto de lo que esperábamos aquello de “La verdad está ahí fuera”. Parece ser que  junto a la librería.

+ info sobre el libro

* Swami Rama era capaz de controlar o alterar procesos corporales inconscientes y automáticos a voluntad: por ejemplo, inducir durante diecisiete segundos una arritmia de más de trescientas pulsaciones por minuto sin perder las consciencia; cambiar su presión sanguínea y su temperatura corporal; manipular ondas cerebrales en el transcurso de un encefalograma para transformarlas en un patrón concordante con el sueño profundo; y realizar hazañas de telequinesia.

Download PDF