Mi  pequeña pomerania blanca me fascina. Mimi – así se llama ella- no sólo tiene una actitud despierta y alegre durante todo el día, sino que además tiene un hambre voraz a cualquier hora ¡y le encanta cualquier comida!Algo que resulta muy difícil para mi, especialmente si se trata de introducir los vegetales en mi dieta. Sin embargo, a cierta edad una ya ha tomado conciencia- por reflexión o por necesidad al ver asomar las orejitas al lobo- de que la salud se cimienta sobre una  dieta correcta y variada. Así que para incentivarme un poco en esta nueva etapa culinaria, he adoptado a la pequeña Mimi como “pinche” de cocina. Todo le huele bien, todo le sabe bien…¡y no se resiste a probar nada! Lo cual, me motiva a probar yo también nuevos sabores y poner en práctica sorprendentes recetas.

Para los más desganados y/o perezosos, una forma eficaz de incluir frutas y verduras en nuestra alimentación es a través de los llamados “Cold Pressed Juices”, que no es otra cosa que el zumo prensado en frío (para conservar TODAS sus propiedades: vitaminas, enzimas y nutrientes ¡evitando su oxidación!).

Para los principiantes como yo, empezaremos probando un zumo de aspecto muy apetecible para los más golosos y…¿Qué mejor que un atractivo color rojo para introducirnos en el saludable mundo de los “Cold Pressed Juices”?

Esta ha sido nuestra primera receta para tomar en nuestra jarra de cristal:

3 manzanas golden
250gr de frambuesas
1 granada
1 rabanito
2 zanahorias pequeñas
1 remolacha
100gr de coco natural

¡Salud!

 

Download PDF